3 de febrero de 2012

Espadeando (I)

Una ha sido siempre aficionada a la fantasía medieval. Debe ser cosa de los genes o algo, pero me encantan las espadas, las armas de filo, porque me imponen respeto y un arma de estas caracateristicas en un pj o en un pnj como que en mi cabeza le otorga no solo más importancia, sino más presencia y por lo tanto, es un personaje más serio. Más incluso que si llevase un hacha enorme. Son cosas que me gustan. Por eso, siempre he querido tener una espada, para colgarla en la pared y molarme a mi misma por tener una espada, y sentirme orgullosa por tener una espada ahí cogiendo polvo en mi cuarto. No sé, como un objeto de colección que venerar. Por supuesto, enseguida recibí las directas palabras de mis progenitores acerca de este tipo de intereses siendo tan joven...

Esta entrada no tiene nada que ver con mi desgraciada infancia y mi sueño de tener una espada. Ahora he podido cumplir con parte de mi sueño y ha sido entrar en una escuela de esgrima medieval. No tenemos lugar dónde entrenar, no tenemos armas, pero tenemos un Maestro que quiere enseñar y nosotros somos unos alumnos solícitos y sumisos dispuesto a aprender todo lo que nos tenga que mostrar. Y yo esto más contenta que unas pascuas porque estoy haciendo algo que siempre he querido hacer: tener una espada y saber cómo manejarla.


Ahora es cuando abro un manual de rol y veo una película y me río de todo. Ahora dar clases de esgrima, dónde avanzamos despacito, ha pinchado mi burbuja fantasiosa dónde estaba sumergida. Los movimientos de los actores que antes me fascinaban, son ahora lentos, casi torpes. Veo cosas que antes no veía, como ciertos huecos en la defensa o movimientos dónde la floritura en condiciones normales te costaría si no un brazo, la vida. No todas las películas, claro, hay algunas dónde se lo curran un poco más. Tenemos la suerte de ser todos frikis y tenemos cierta cultura, y sacamos los nombres de las técnicas para que sea todo más fácil y divertido: "Vamos a hacer un giro Elrond" o "Hoy me acabas de hacer el Obi-Wan", teniendo siempre presente a Alatriste y sus técnicas con espada y daga, mencionando que una ropera pesa casi lo mismo que una espada de mano y media, aunque la primera se use con una mano.

En fin, tras este rollo, este artículo es una frikada al canto sobre espadas y todo tipo de armas de filo, para que los aficionados podáis darle color a vuestras narraciones y combates. Y puede que incluso queráis diseñar las armas de vuestros Pjs o Pnjs para darles más colorido. Que no sea una simple espada y yastá. En el artículo de hoy vamos a hablar un poco sobre las partes de una espada.

En primer lugar, lo básico: una espada de mano y media Llamada así porque se empuña con la derecha (o izquierda, si eres zurdo) y con la otra mano, rodeas el pomo con tres dedos para hacer palanca durante los movimientos. Esta es la espada que suele llevar tu personaje cuando le compras una espada larga o cualquier tipo de espada.


Creo que todo queda bastante claro para lo que sirve. Añadir que la acanaladura no es para hacerla más bonita, sino para reducir peso en el acero y aligerar. No por ello la espada tiene menos potencia. Mirad que el tercio débil es el que pincha y habitualmente el que detiene los golpes es el tercio medio o el tercio fuerte. Por supuesto, no penséis que entrenamos con este tipo de aceros. Nosotros utilizamos una espada de entrenamiento fabricada con caña y cuerdas llamada shinai, que es la que se utiliza para el Kendo.



He aquí lo mismo, pero con una espada ropera, por si os interesa una partida del estilo Alatriste. Conste en acta que una espada de estas carácteristicas no es más ligera que una espada larga arriba mencionada. Pesan casi lo mismo, con una poca diferencia, solo que la ropera se usa con una mano en la denominada Verdadera destreza.




Ahora un poco más cerca, por eso de dar todos los detalles:



Si tu deseo es jugar a partidas orientales estilo La leyenda de los 5 anillos, aquí dejo un glosario de los términos de una katana.


Todo esto viene muy bien si lo que quieres es fardar de términos espadísticos y darle más caña a tus narraciones. Quizá con estas palabras tus jugadores se queden fascinados por tu elaborado trabajo como master durante unos buenos combates. Ahora es cuando, de las tres espadas mencionadas (espada larga, ropera y katana), podría ponerme a hablar sobre los diferentes sistemas de juego y la peligrosidad de cada una de las armas y la forma en que se representan en los diferentes sistemas de juego dónde pueden aparecer estas armas (D&D, Alatriste y L5A). Estamos acostumbrados a que los combates contra los malosos se alarguen durante turnos y turnos enteros cuando, en realidad, la filosofía de la esgrima es ahorrar energía. Nada de ir dándo espadazos a diestro y siniestro cansándote. La verdadera naturaleza de la esgrima es evitar que te peguen y dejar que tu contrario se canse. Pero bueno, esto es otra historia. 

Este artículo acaba aquí, no me voy a ir sin antes dejaron un extra muy interesante, extraído desde la Asociación Española de Esgrima Antigua. Se trata de un breve glosario de términos de la destreza de las armas. Para los interesados, podéis echarle un ojo desde aquí. Espero que os resulte interesante. 

Bonus track: Un vídeo de Martínez Academy of Arms, la escuela de Nueva York sobre la verdadera destreza:





11 comentarios:

  1. Una afición interesante y muy desconocida para muchos. Como bien dices, a alguno nos basta con fliparnos pensando en los combates tipo ESDLA, mucha visualidad y todo eso y menos realidad que una España con 5% de paro.

    El vídeo, todo sea dicho, me ha dejado impresionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, claro que nos mola fliparnos con las espadas. Ese hecho en sí es muy molón. Luego ya viene la realidad para rompernos las ilusiones xD

      Un saludo ;)

      Eliminar
  2. Una entrada muy interesante. Yo practico esgrima oriental, y tengo la sospecha de que la occidental no debe ser tan diferente en algunas cosas. Imagino que mucho menos "brutal" de lo que algunos piensan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que cuando hablas de la esgrima medieval, vayas con una espada de tamaño Berseker y eres más bruto que si llevaras florete. Son diferentes disciplinas, diferentes modos, pero siguen compartiendo la misma filosofía, pienso yo ;)

      Gracias por tu visita :)

      Eliminar
  3. Me ha encantado la entrada. Hace mas de tres años que practico esgrima deportiva y uno que he añadido la esgrima emdieval al repertorio. Me gustría hacer un pequeño apunte, y es que resulta interesante estudiar cómo varía el arma en función de la armadura general del contrincante. Deahí que las espadas vayan haciéndose de hoja más estrecha y acabe pasándose a un arma como la ropera, a una sola mano (Y con "solo" medio kilo menos de peso). Por cierto, os recomiendo que compreis espadas tactical, que son forjadas,de las de verdad, yq ue no utiliceis las de bambú. El peso y el equilibrado del arma no tiene nada que ver da una a otra y eso se nota muchísimo a la hora de practicar todas las estocadas y tallas.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Javier. Yo utilizo un shinai porque no puedo comprarme un acero, pero para practicar los golpes usamos las pocas espadas que tenemos "de verdad" y se nota la gran diferencia ;)

      Un saludo!

      Eliminar
  4. Hola, Me llamo Daniel y pertenezco a la sala de armas Don Diego López de Haro en Bilbao en la cual soy instructor.

    El artículo es muy interesante y contagiosa la pasión que desprendes por la espada. Es muy facil entender lo que dices para los locos que practicamos esgrima histórica.

    Solo recomendarte como ha dicho Javier, que abandonéis cuanto antes los simuladores de bambú, un shinai no tiene la respuesta de una espada real como tampoco el peso, equilibrio, punto de balanceo, fricción al aire y a otra armas, rebote, absorción, inercia, etc... Hay muchos caminos para aprender esgrima histórica pero los simuladores siempre serán un lastre en cualquiera de ellos.

    P.D. ¿En que sala practicas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel. Practico en mi pueblo, cerca de Alicante. De momento, tenemos el inconveniente de que no tenemos sala, y practicamos al aire libre (con la rasca que hace estos días, no veas que gusto xD). Más adelante, una vez estemos todos armados y con protecciones y con sala y resguardados, profundizaremos más en el arte de la espada.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Ánimo Paty, los comienzos pueden ser difíciles pero no imposibles. Nosotros empezamos siendo solo dos personas, sin formación ninguna, entrenando en los parques porque no teníamos donde y solo contábamos con dos espadas y una careta (lo de tener solo una cartea era lo peor de todo XD).

    ResponderEliminar

Firma en el cuaderno y comparte con nosotros tus impresiones.